Bravo por la música

hamelinMelody Gardot, una de las grandes personalidades del jazz actual, sufrió un grave accidente a los 19 años que la mantuvo ingresada varios meses en el hospital. Había perdido la memoria a corto y medio plazo, y la capacidad para hablar y andar con normalidad. Los médicos, desesperados por su lenta recuperación, le sugirieron utilizar la música para volver a crear conexiones neuronales y recuperar dichas habilidades. Meses después compuso su primer disco, que la lanzó a la fama.

A pesar de que esta historia no deja de ser una anécdota, la musicoterapia o terapia musical se ha empleado en varios hospitales, como el Hospital La Paz de Madrid o el Hospital Sant Joan de Déu de Barcelona. Tiene como objetivo estimular o relajar al paciente ingresado, así como facilitarle la comunicación, la movilidad y el aprendizaje de habilidades perdidas o no adquiridas. Sigue leyendo

Anuncios