Ver el corazón de mi bebé mientras se está esperando

FIESA_ultrasound_244crEl estudio del corazón fetal se realiza mediante la ecocardiografía fetal, que consiste en una ecografía abdominal en las embarazadas pero centrada en el corazón del bebé.

Las malformaciones cardiacas son las anomalías congénitas más frecuentes, pero ¿se detectan el 100% de las enfermedades cardíacas dentro del útero materno? Si bien es cierto que no es posible descartarlas todas, se puede diagnosticar la mayoría de los casos clínicamente significativos.

La mayor parte de los bebés con Cardiopatías o enfermedades del corazón se encuentra entre las mamás de bajo riesgo. De ahí la importancia de hacer una buena evaluación a las 20 Semanas de Gestación que normalmente se realiza en la ecografía ginecológica durante el segundo trimestre, aunque es posible detectar las más graves incluso en épocas muy tempranas del embarazo.

La Sociedad Europea de Cardiología Pediátrica, en sus recomendaciones para la práctica de la ecocardiografía fetal, propone unos datos mínimos que deben obtenerse en todo estudio. Establece tres niveles: el básico para todos los estudios ecográficos fetales que se basa en el análisis de las 4 cámaras del corazón, un nivel intermedio para mejorar el resultado del estudio general que incluye los cortes de tractos de salida pero sin ofrecer un servicio especializado, y un tercer nivel para cardiólogos fetales que atiendan gestantes de riesgo.

Entre los factores de riesgo recomendados para realizar ecocardiografía fetal en detalle encontramos, primero, antecedentes familiares con cardiopatías congénitas o síndromes genéticos; segundo, alto riesgo fetal como translucencia nucal aumentada (lo que se conoce como pliegue nucal), anomalías del ritmo cardíaco, sospecha de malformación cardíaca en estudios previos o malformaciones fetales; y por último, alto riesgo por enfermedades crónicas de la madre como diabetes o lupus, algunas infecciones, medicamentos, o incluso edad materna mayor de 35 años si no se ha realizado estudio genético.

Debido al mayor número de criterios para solicitar un estudio más detallado y a las mejoras técnicas y profesionales, ha habido un aumento en la detección precoz de estas alteraciones. Ello proporciona una información más específica de diagnóstico prenatal, y sobre todo, de pronóstico, lo que permite a las mamás y papás disponer de más datos para poder tomar decisiones y prepararse para un bebé con una enfermedad del corazón que en un muy alto porcentaje de casos tiene solución.

Publicado el 13 de octubre de 2012 en el Diario Información de Alicante
Anuncios